Cuando se recorre este poema con su  marcado ritmo no hay descanso para el lector. Imágenes a galope se abren  paso por nuestra imaginación  verso a verso.

Es bueno recrearse en la  lectura  y sosegarse para percibir los destellos de las metáforas de nuestro poeta, quien homenajea todos los matices  del arco iris y nos invita a rodearnos de todas las bellezas exóticas,  presentes para una princesa.  

Con un simple ejercicio, leyendo verso a verso los alumnos han colocado las sugerencias del verso.

 

 

Pulsar aquí.